REFRESCO SALUDABLE CON GAS

En verano cuando salimos de nuestra rutina muchas veces se nos olvida beber agua y no nos hidratamos lo suficiente. Es una época en la que por la subida de las temperaturas deberíamos incluso beber más líquidos. Aquí también juegan un papel importante las frutas y las verduras, pero no es suficiente.

Hoy te traigo una idea súper sencilla para preparar un refresco casero saludable y con gas, ¡Has leído bien!. Esta receta la descubrí el año pasado y para mis tardes de verano trabajando desde casa es un básico, pero también es ideal para prepararle a los más pequeños o cuando tengamos visitas en casa.

refresco saludable con gas

Preparar

Inactivo

Total

Cantidad 4 vasos

Sólo tienes que elegir tu infusión preferida, o incluso hacer una mezcla de ellas, a mi me encanta hacerla con frutos rojos y añadir menta poleo, que le da un toque muy refrescante. 

Ingredientes

4 bolsitas de infusión

200 ml de agua natural

500ml de agua con gas

zumo de 1 limón

hielos

frambuesas

endulzante al gusto (opcional)

Instrucciones

  1. Mezclamos en un vaso 200ml de agua hirviendo con las 4 bolsitas de la infusión que elijamos 
  2. Dejamos que infusione, retiramos las bolsitas y dejamos que enfríe
  3. Mezclamos en una jarra de cristal los cubos de hielo junto con la infusión
  4. Añadimos el limón, el agua con gas y las frambuesas

Puedes hacer la infusión más concentrada si lo prefieres, o añadir más agua con gas si buscas un sabor menos potente. 

Si quieres añadirle un poco más de dulzor puedes incluir el endulzante de tu preferencia al gusto. También puedes sustituir las frambuesas por cualquier otra fruta: fresas, arándanos, manzana, naranja, etc. Puedes mantener la infusión en una jarra fría en la nevera o en una botella de cristal durante un par de días.

¿Te animas con esta receta? ¡No te olvides de contármelo a través de las redes! #hashtagsaludable

Si quieres alguna idea más de recetas saludables para este verano te recomiendo ver este POST: RECETAS LIGERAS Y SALUDABLES PARA NO SUBIR DE PESO EN VERANO